Startupismo Paso 6: Explica tu proyecto en menos de un minuto

por Mauricio Villaseñor | Convierte tu idea en dinero, |

Pitch.

Cuando alguien te pregunta de qué trata tu proyecto, lo que le respondes es tu pitch. Un Pitch es cuando le cuentas a alguien sobre tu producto. Debes poder explicarlo en pocas palabras.

Recomendaciones para escribir un Pitch exitoso:

Lo ideal en un pitch es que incluyas los siguientes puntos:

  • Problema, o sea, cómo las personas viven la vida sin tu producto. Un ejemplo de Fric Martinez sería: a los creativos les cuesta mucho trabajo conseguir chamba.
  • Consecuencia, es decir, cómo afecta a la gente la falta de tu producto. Ejemplo: “los creativos terminan trabajando en cosas que no les gusta”.
  • Solución, puedes decir algo como “Por eso ahora existe fricmartinez .com”
  • Propuestas de valor, aquí es cuando describes las diferencias que tienes respecto a tu competencia, tipo: “es una plataforma exclusiva para creativos, es muy fácil de usar y es gratuita”.
  • Call to action, debes dar una orden a la gente que se entera de tu producto. Algo como “descarga la app” o “ regístrate”, “llámanos”, “visita nuestro sitio”.

Elevator pitch:

Tienes 10 segundos para impresionar

 

Muchas veces te encuentras a alguien y quieres contarle sobre tu proyecto, pero no siempre tendrás tiempo como para explayarte, la mayoría de las veces tienes unos pocos segundos. Así que debes tener ensayado tu pitch a manera de presentación corta.

Por ejemplo, entras a un elevador y resulta que está la persona a la que más quisieras contarle sobre tu producto. ¿Cómo harás para llamar su atención? ¿Qué le dirás para que se entere de tu proyecto y puedas pedirle una tarjeta de presentación para agendar una cita?

Tienes muy pocos segundos, así que debes tener ensayado tu pitch para poder transmitir tu idea.

NO puedes decirle algo como: “Buenas tardes señor Slim, mi nombre es Fric Martínez, bueno, aunque ese no es mi nombre sino mi seudónimo, no? mi papá era Ingeniero en computación pero yo desde hace muchos años me dediqué a la animación y tuve una empresa de medios creativos bien padre, pero para conseguir trabajadores para mi empresa era un problema porque es bien difícil conseguirlos no? y entonces pensé que sería una buena idea hacer una página web para solucionar ese problema no?”

La otra persona no va a entender nada y se va a ir pensando “ese cuate dijo algo de creativos y páginas web y hasta de su papá me platicó… no entendí nada…”

En cambio tu pitch al principio debe ser algo como “¿A qué te dedicas?”

“Tengo una comunidad para que los creativos se consigan trabajo entre ellos”. Punto. No decir más.

Mejor 5 palabras que 5 minutos

Si la otra persona te pregunta algo, quiere decir que tiene interés y le podrás contar más de tu proyecto, si quiere saber más le das más información, y si quiere saber más, hasta pueden amanecerse platicando sobre el tema y tus necesidades.

El chiste es hacer que la otra persona pueda etiquetarte en su mente de la forma más sintetizada posible. Ya que si le echas todo un choro, no sólo no va a entender, sino que se puede hacer una mala idea de ti, ya que mientras más te quieras avorazar, más estarás mostrando que tu proyecto no es tan interesante. O sea, también es bueno no mostrar tanta necesidad a tu interlocutor, no verte tan desesperado (aunque no hayas desayunado ni comido ese día).

Cuando tu proyecto es parecido a otro proyecto:

Tienes que decirlo, no tiene nada de malo.

No digas “es una comunidad súper interesante en la que la gente hace su perfil y puede encontrar otros perfiles de lo que necesita...”

En ese caso puedes decir: “es como bumerang, pero para creativos”, punto. Si la otra persona sabe que bumerang es una plataforma para conseguir empleo, ahórrate y ahórrale la molestia de describir algo que ya conoce.

Si tu proyecto es similar a algo que ya existe, parte de ahí.

Si mencionas el proyecto al que se parece, podrás enfocarte en hablar de las diferencias y tus propuestas de valor, en lugar de describirlo desde cero y matar del aburrimiento a tu público.

No es malo copiar otros proyectos:

Seamos honestos, todos copiamos a todos.

No tiene nada de malo copiar lo que están haciendo otros, tu diferenciador serán tus propuestas de valor. Puedes partir de hacer algo parecido o igual a otra startup, pero mejorada o con variantes que la hagan distinta.

No forzosamente debes crear algo como para ganarte el premio a la creatividad empresarial disruptiva, simplemente puedes usar una herramienta que ya existía y mejorar cosas para un nicho en particular.

Copiar es bueno, te ahorras muchos dolores de cabeza porque si partes de algo que ya existe, gastarás energía en las características adicionales que tiene tu producto. Seguramente alguien más te copiará a ti. Todos copian y está bien, es parte de vivir en un mundo conectado.

Fuente: Startupismo de Fric Martínez Startupismo

Compartir esta publicación